Los micropréstamos y minicréditos online

Los micropréstamos y minicréditos online suponen grandes ventajas frente a otro tipo de préstamos, como los préstamos personales tradicionales ofrecidos por las entidades bancarias. Y no solo porque se trate de productos crediticios que no requieren más que de una conexión a Internet para acceder a ellos (que ya es mucho), sino porque tras el título de «micropréstamos online» se esconden todo un conjunto de importantes beneficios que marcan una diferencia notable y sustancial, y los sitúan como la opción predilecta por millones de personas que necesitan urgentemente dinero en efectivo para poder afrontar pagos inmediatos.

¿Qué son los micropréstamos y minicréditos online?

En pocas palabras, y como su nombre indica, los micropréstamos online son préstamos «micro», es decir, de cantidades que se cuentan en pocos cientos de euros (normalmente inferiores a 800 €), y que se pueden solicitar, tramitar y devolver por Internet sin necesidad de movernos del sofá, sin tener que desplazarnos a ningún lugar ni dar explicaciones de ninguna clase. Claro está que la mayoría de compañías prestamistas serias, como Kyzoo, ponen a disposición de sus clientes otras herramientas y modos de contacto alternativos para facilitarles la solicitud de préstamos, consultar el estado de sus pagos o dar respuesta a cualquiera de sus dudas. Desde números de teléfono y fax hasta direcciones postales y electrónicas, pasando por aplicaciones para smartphones y chats en vivo, los canales de contacto y comunicación entre la empresa y el cliente son tantos que a veces incluso cuesta elegir cuál es el más cómodo e idóneo para cada caso. De cualquier modo y ante la duda, al otro lado de la línea, del chat o la pantalla, el eficiente equipo de Atención al Cliente en el caso de Kyzoo está siempre dispuesto a dar ofrecer la mejor respuesta a cada situación particular.

Pero, además de ello, los micropréstamosy minicréditos online también se caracterizan por brindar una gran oportunidad a aquellas personas que no pueden acceder al crédito bancario, ya sea porque no disponen de avales o porque su historial crediticio no les permite superar la evaluación de las respectivas comisiones de estudio. Los micropréstamos online no requieren papeleos ni imponen condiciones solo al alcance de unos pocos: con ser mayor de edad, disponer de una cuenta bancaria y un número de teléfono móvil se está en disposición de solicitar micropréstamos o minicréditos online. Y lo más importante: tras ser aprobada la solicitud, el cliente dispone de la cantidad otorgada en pocas horas, casi de inmediato, en su cuenta bancaria para que pueda disfrutar de ella como lo desee.