Ahorrar en transporte, ¿es posible?

Ahorrar en transporte, ¿es posible? 28.9.2015

Uno de los grandes gastos de nuestro día a día está inevitablemente ligado a la necesidad de desplazarnos. No cabe duda de que viajar en transporte privado es lo más cómodo, pero no es menos cierto que se trata de la opción más cara, no sólo por el precio del combustible, sino también por los gastos asociados al mantenimiento de un vehículo.

En Kyzoo, queremos ofrecerte una serie de alternativas al coche privado, para que puedas ahorrar en transporte.

-          Si vives en una gran ciudad, las opciones de transporte público son muy numerosas.  Evalúa si el metro, el tren o el autobús son medios de transponte que te vienen bien para cubrir tus trayectos habituales.

-          Caminar o utilizar la bicicleta son dos alternativas al coche no sólo gratuitas sino también mucho más saludables, ideales para recorrer distancias prudenciales.

-          Una alternativa para ir a trabajar es ponerse de acuerdo con varios compañeros y compartir coche y gastos; le daremos también un respiro al medio ambiente.

-          En los últimos tiempos han proliferado alternativas de consumo colaborativo que ponen en contacto a particulares con el fin de compartir coche y gastos en desplazamientos largos.

-          En las ciudades, una moto de baja cilindrada te llevará más rápido por un consumo mínimo de combustible. ¡Rescata tu viejo scooter!

-          Si apenas usas el coche durante en tu día a día y lo tienes para desplazamientos muy concretos, haz cuentas: puede que te salga mucho más económico alquilar un coche en vacaciones que mantener uno durante todo el año. Para necesidades rutinarias puntuales, el carsharing es una estupenda opción.