Los micropréstamos son préstamos rápidos

Mucho se ha escrito sobre micropréstamos y préstamos online, sobre todo en los últimos tiempos. Y no es para menos: el microcrédito es una fórmula que da respuesta a las necesidades de dinero urgente, y una opción a la que acuden cada día más personas sobre todo por las facilidades que supone, y la rapidez en el estudio y la concesión de los préstamos solicitados.

Frecuentemente se asocian los micropréstamos a préstamos personales de pequeñas cantidades, es decir, a «minipréstamos» que por lo general no rebasan los 800 euros. Y no es erróneo hacerlo, porque efectivamente los micropréstamos son, en parte, eso: pequeños préstamos que nos ayudan a cubrir nuestras necesidades urgentes de efectivo. Sin embargo, ésta definición no es del todo completa.

Un micropréstamo, además de ser un préstamo relativamente pequeño también es un producto crediticio exprés, es decir, una solución rápida en todos los sentidos a las necesidades de cash de particulares, familias y profesionales. Todo el proceso, desde su solicitud hasta su devolución, es extremadamente rápido, por lo que son una opción perfecta para salir de un bache puntual y olvidarse del asunto en un abrir y cerrar de ojos:

  1. El proceso de solicitud se puede realizar completamente online, o por vía telefónica, y se puede completar en unos pocos minutos, algo impensable para otros productos como los préstamos personales que ofrece la banca tradicional.
  1. La comisión encargada de estudiar el caso se pone manos a la obra en el mismo momento en que recibe la solicitud por parte del cliente, y su resolución se emite al cabo de pocas horas (a veces, incluso en un tiempo inferior), sin cobrar ninguna comisión por ello. También en eso la diferencia respecto a las entidades financieras tradicionales es sustancial.
  1. El dinero concedido por el préstamo solicitado se abona en la cuenta del cliente al cabo de pocas horas más, con lo que se puede disponer de él de un modo casi inmediato.
  1. La devolución del préstamo se fija en semanas, e incluso a veces en días, por lo que el precio que el cliente paga por el préstamo solicitado no representa ningún gran inconveniente. En Kyzoo, por cada 100 euros solicitados solo se paga 1 euro al día, así que, cuanto antes se devuelve, menor es el precio a pagar por él.

Queda claro, pues, por qué los micropréstamos son préstamos rápidos en todos los sentidos; y, por supuesto, también es evidente por qué representan una opción de crédito especialmente indicada para aquellos que, necesitando dinero efectivo de un modo urgente y puntual, no desean acarrear con costosas deudas durante meses, o incluso años.