¿Qué son los microcréditos?

El concepto «microcrédito» surge, en primera instancia y hace ya algunas décadas, como respuesta a una necesidad social concreta: ofrecer préstamos que tradicionalmente se han venido catalogando como inseguros a aquellas personas, entidades y colectivos que, pese a sufrir grandes necesidades económicas y necesitar dinero rápido, no disponen de acceso a productos de crédito al uso, tales como préstamos personales y créditos para proyectos concedidos por entidades financieras y bancarias.

En un primer momento, los microcréditos estaban orientados a paliar la escasez de recursos financieros de ONG, pequeñas industrias del mundo cultural, entidades educativas y sociales... que no disponían de capital suficiente para financiar sus proyectos y que tampoco contaban con la posibilidad de recurrir a avalistas u ofrecer garantías de ningún tipo para solicitar un préstamo. Es por este motivo que los microcréditos se hallan asociados, habitualmente, a los llamados «préstamos inseguros» (préstamos que se conceden con pocas garantías de devolución para el prestamista).

No obstante, de un tiempo a esta parte, han proliferado las compañías que ofrecen microcréditos a familias y particulares, añadiendo al concepto algunas características que lo han enriquecido y conformado del modo en el que hoy lo conocemos. Sin duda, en esta evolución, DFC Global Corp y las marcas a través de las que opera en todo el mundo —como Kyzoo— han contribuido enormemente a este cambio, tan afortunado para millones de personas que han visto cómo la posibilidad de acceso al crédito se reabría de nuevo para ellas.

Microcréditos: dinero rápido y sin papeleos

Con más de 30 años de experiencia y líder mundial en el sector de los microcréditos, DFC Global Corp. ha conseguido acercar los microcréditos al público general, y más concretamente a las personas que, por no contar con avales o no disponer de un historial de crédito intachable, han visto mil y una veces cómo se les cerraban las puertas a la financiación de sus proyectos, a la prestación de ayudas para afrontar pagos puntuales e imprevistos, e incluso a la posibilidad de conseguir dinero rápido para llegar, sin angustias, a fin de mes en temporadas en las que su economía familiar no pasa por su mejor momento.

Hoy, pues, los microcréditos son préstamos que se conceden sin papeleos, sin exigencias imposibles de satisfacer para miles de familias, con el añadido extra de ser préstamos exprés, concedidos en pocas horas y mediante los cuales se puede disfrutar de la cantidad solicitada de un modo casi inmediato tras ser aprobada la solicitud del cliente, que en el caso de Kyzoo se puede realizar completamente online, sin comisiones de estudio o obertura. ¡Dinero rápido y a un precio sin competencia!